“Donde todos veían un desierto , alguien vio Las Vegas” una película que ilustra y simboliza el poder que tiene la visión comercial

El 80 % del impulso de un negocio tiene sus raíces en la visión comercial, es vital antes de emprender y tomar rumbo que su creador vea con claridad y nitidez el resultado a donde quiere llevar su negocio, y donde se dirige el barco  para poder programar las coordenadas y poner piloto automático, sin esta claridad seguramente tu negocio se pierde a la deriva, donde las corrientes del mercado te guían sin poder, ni control del mismo.

La visión comercial es tan importante que deberían estar escrita y disponible como un decálogo, para que todo el equipo , inclusive hasta la señora de la limpieza, conozca a donde se dirige el  barco.

Todos los componentes del equipo de profesionales enfocados en el objetivo de la empresa, favorece para que todos remen en sincronía y armonía con la misma referencia , como si de un faro se tratara y que el destello intermitente de su luz los impulse a todos al ritmo de un latido constante.

La visión se debe revisar semanalmente para que se nutra y afine con la evolución del negocio con el fín de que gane en brillo y que  la velocidad de crucero progrese no sólo de forma constante sino también coherente.

También está intrínsecamente alineada con tu sueño y visión personal, donde el estilo de vida que deseas experimentar, también es un activador de  tus ventas, todo está unificado y seguramente tu grado de ambición influya directamente en el crecimiento del negocio.

Aquí radica la magia de un negocio, en la capacidad del emprendedor de visionar e imaginar, para que tus objetivos se realicen y que puedas transmitir y atraer a tu equipo de profesionales, que junto con la poderosa herramienta que nos aporta la tecnología te permite acelerar los procesos para alcanzar tus objetivos.

Compartir